jueves, 13 de noviembre de 2008

COMPLEJOS


Lo reconozco: como más. Bastante más, diría yo. Igual es que me puede el aburrimiento, igual es que tiene razón la veterinaria y va a ser por lo de la esterilización. Qué sabré yo, pobre de mí. Yo es que, cuando no sé algo, no me duelen prendas en reconocerlo. No soy de ésas que van dándoselas de lo que no son.

A lo que iba: que algo me debo haber engordado. No puedo asegurarlo porque la única báscula que hay en casa está sin pilas desde hace meses. Y no es que me exclame: aquí nada funciona como debiera. Una anarquía, no te digo más.

El calvo, ayer, cambiando de tema, fue a que le pusieran la vacuna contra la gripe. Algo de hipocondría hay, seguro, pero es que el tipo tiene un sistema inmunitario tan lamentable como su propia persona, y, si no se vacuna, se pone a cuarenta de fiebre en menos que canta un gallo. Cada año pasa una vergüenza que te cagas al ser el único joven que va a vacunarse. Los viejos del ambulatorio lo miran con una mezcla de extrañeza e indignación. Un gandul: seguro que lo hace por faltar al trabajo, parece que comentan. Al oírlos, el calvo se indigna, pero nunca les replica. Horchata en las venas, lo que yo te diga.

Ahora, está pensando en cambiarse otra vez el coche. El calvo es que tiene una adicción con los coches, se los cambia en cuanto se busca una excusa con que justificárselo a la rubia. Una amiga suya psicoanalista dice que es porque, poseyendo coches, compensa la juventud casquivana que nunca tuvo.

En el fondo, al calvo le hubiera gustado nacer millonario, con títulos, en una familia de ésas que tiene un montón de fincas y casas repartidas por el mundo. Salir en las listas de los mejor vestidos, codearse con las estrellas de cine, encamarse con modelos famosas. El calvo es que hubiera matado por ser Porfirio Rubirosa. Lo dice siempre.

Etiquetas:

6 comentarios:

Blogger Kenia ha dicho...

Y seguro que al calvo le encantaria aparecer en el Lecturas, en la sección de sociedad junto con la duquesa de Alba, quien sabe, al igual hasta le tiraba los trastos (él a ella, por supuesto). Cambiando de tema, ¿así que esos quilos demás ya empiezan a aparecer verdad? jejeje en unos meses no habrá tanta diferencia entre tu y yo

13 de noviembre de 2008, 9:27  
Blogger MINA ha dicho...

Vas a comparar el Lecturas con el Hola...cuánta bisoñez.

Bueno, los kilos aparecen, pero para llegar a tu estado, debería engordarme un 50.000%, más o menos...cosa difícil...xD

13 de noviembre de 2008, 15:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Aquesta gata molt cáustica sembla, no? xDD

14 de noviembre de 2008, 15:57  
Blogger MINA ha dicho...

Sí, mira, no et diré que no...

Més que càustica, efervescent. Em fascina el xiuxiueig de les aspirines quan en desfan xD

17 de noviembre de 2008, 0:03  
Blogger Kenia ha dicho...

gordi gordi gordi jejejejeje por lo menos yo estoy por debajo del peso standar que aconsejan para mi edad y mi estatura... me parece que no se puede decir lo mismo de ti

24 de noviembre de 2008, 12:36  
Blogger MINA ha dicho...

Tiene gracia que me llame gorda una que es un cruce entre hipopótamo, diplodocus y chihuahua. Cosas veredes.

24 de noviembre de 2008, 15:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal