martes, 26 de agosto de 2008

ÍNFULAS


Me encanta perderme en la biblioteca. Que seguramente será porque es la habitación más grande de la casa, ideal para corretear, y no por una pretendida afición mía a la cultura. Pero es que es ver entreabrirse la puerta, y allá que voy a matar el rato.

A los panolis les encanta llamar biblioteca a la habitación en la que acumulan libros, revistas y DVD. No pasa de ser un mero almacén, pero tener biblioteca es algo que da mucho postín. El nombre se lo puso el jefe de obras cuando hicieron la reforma de la casa. Cuando le explicaron para que querían esa habitación, siempre que se refirió después a ella la llamó así: la biblioteca.

Siguiendo el mismo razonamiento, llaman despacho al cuartucho del ordenador, y vestidor al cuchitril donde tienen el armario ropero.

Es que el sueño del calvo es salir en el Hola. Lo dice siempre. Nunca dejará de ser de barrio.

Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous parrulo ha dicho...

Amazing! Nada que envidiar a Belén Esteban xD

26 de agosto de 2008, 22:11  
Blogger MINA ha dicho...

Eso mismo digo yo, eso mismo digo yo...

27 de agosto de 2008, 1:38  
Anonymous ParruEngineer ha dicho...

Antes de que el calvo lo intente contigo, revisa este documento: An Engineer's Guide to Cats.

27 de agosto de 2008, 16:08  
Blogger MINA ha dicho...

Unos medianías. Al primer intento yo ya habría saltado a los ojos. Nunca falla.

27 de agosto de 2008, 21:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal