viernes, 5 de septiembre de 2008

TEDIOS


Hoy, desde luego, ha sido un día de lo más aburrido. De vez en cuando, me entra como una modorra que no hay quien me levante del sofá. Me he pasado toda la tarde dormitando. También es que está nublado, y, la verdad, me afecta al estado de ánimo.

Total, si no sale de casa, qué más le dará, dirás. Pues sí, me da. Los días que hace bueno, me tumbo encima de la mesa del comedor. Como los panolis levantan la persiana de la ventana que queda justo al lado, me da el sol de lleno. Un calorcillo la mar de agradable.

El calvo es que se pasa el día frente al ordenador. Es que ahora le ha dado por escribir. Aún se querrá creer que tiene talento y todo. Desde que le publican sus escrituchos está que no hay quien lo aguante. Un cantamañanas, lo que yo te diga.

A lo que iba: que me voy a ver si meriendo. En ratos de asqueo total, me meto a la cocina y pico un poco. Sí, ya lo sé, lamentable, pero qué quieres.

Eso, que me he levantado con la pata izquierda.

Etiquetas:

11 comentarios:

Blogger Tiqui ha dicho...

Y que lo digas bonica, a mi el calor también me aplatana que no veas.

Mira que yo disfruto corriendo como un desesperao en la rueda, pero es que en estos días ya ni de eso tengo ganas.
Que por cierto, se piensa la gente que corro porque necesito descargar la adrenalina que genero... jajaja, no te jode con lo pequeño que soy! pobre gente, aún pensaran que me va a dar un jamacuco si no me descargo.

Bueno, yo en días así de cansancio total lo que me gusta es subirme unas pipas a mi casica y quedarme recostao encima del algodón (mejor que el viscolástico ese, cosa fina oye) con la cabeza hacia la puerta, que así controlo al personal y me da algo de fresquito en los bigotes.

Aqui tienes una muestra de hoy mismo ;)

Un abrazo!

6 de septiembre de 2008, 15:09  
Blogger MINA ha dicho...

Indiscutiblemente, una de las grandes ventajas de Internet es que permite que una gata y un hamster conversen amigablemente.

Lo que no quiere decir que, si te pillo en directo, te zampo en menos que canta un gallo.

Mientras tanto, gracias por tus comentarios y disfruta del viscolástico xD

Lamidos.

Mina.

6 de septiembre de 2008, 20:29  
Blogger Kenia ha dicho...

Si es que siempre igual de traidores los felinos... ya lo decia mi madre, no te fies de ningun felino que en cuanto pueden te la juegan....

7 de septiembre de 2008, 12:25  
Blogger MINA ha dicho...

No entiendo dónde está la traición en que un gato aceche a un roedor. Ocurre desde que el mundo es mundo. ¿No veías "Tom y Jerry"?

7 de septiembre de 2008, 12:54  
Blogger Kenia ha dicho...

¿acechar? tus palabras exactas han sido "Lo que no quiere decir que, si te pillo en directo, te zampo en menos que canta un gallo", eso es una amenaza en toda regla y cito:

amenazar.

(De amenaza).


1. tr. Dar a entender con actos o palabras que se quiere hacer algún mal a alguien.

2. tr. Dar indicios de estar inminente algo malo o desagradable. U. t. c. intr.

pues eso lo dicho, que no te pudes fiar de ningun felino que en cualquier momento te traicionan... eso si, ya sabes como acababa siempre Tom :P

8 de septiembre de 2008, 12:46  
Blogger MINA ha dicho...

acechar.

(Del lat. assectāri, seguir, perseguir).


1. tr. Observar, aguardar cautelosamente con algún propósito.

El propósito: zampármelo. Más claro, agua :)

8 de septiembre de 2008, 12:49  
Blogger Kenia ha dicho...

jajajaja, repito:. tr. Dar a entender con actos o palabras que se quiere hacer algún mal a alguien.

2. tr. Dar indicios de estar inminente algo malo o desagradable. U. t. c. intr.

No acechas, amenazas, le estas diciendo que te lo vas a zampar, tu mismas lo reconoces, por eso los gatos no me gustan, sois incapaces de mantener al margen vuestros instintos y a la que te descuidas zas!!!

8 de septiembre de 2008, 13:40  
Blogger MINA ha dicho...

Ocurre que, no sé si lo sabes, pero soy un animal irracional, por lo que no puede aplicárseme el art. 169 del Código Penal. No hay amenaza, porque soy inimputable.

Esto me lo ha dicho alguna vez el calvo, que, por cierto, antes trabajaba con una tipa que no se enteraba de nada. Tenía que explicárselo él todo :P

8 de septiembre de 2008, 15:34  
Blogger Kenia ha dicho...

ai, si, no el codigo penal no se te puede aplicar, eso también me lo ha dicho la hembra, pero si la ley animal, que es mucho más dura. También he escuchado yo algo en casa sobre un tio calvo con calcetines de colores al que de vez en cuando le tenian que dejar salirse con la suya para que no se enfadara... en fin, a lo que iba que no voy a teorizar ahora sobre si se te aplica o no el codigo penal porque no es de mi interes, yo sólo se de la ley animal, de lo que esta bien o no esta bien en la calle, donde estan los verdaderos gatos y perros y no los gatos falderos como tu. Ya me gustaria verte en una trifulca con el gato de la esquina de mi calle eso si es un gato... claro que el dia menos pensado le suelto un manotazo que no lo va ni a ver venir jejeje En fin que me vuelvo a mi patio a tomar un ratito el solecito y continuar con la siestecita que aún queda un rato para que venga el macho con ganas de jugar, y claro, como te vas a negar si el pobre lleva todo el dia trabajando...

8 de septiembre de 2008, 17:34  
Blogger Tiqui ha dicho...

Vaya dos, estais en cada post como el perro y el gato... o_O! (frase powered by el capitán obvio).

Y por lo de la amenaza... en fin, una de las pocas emociones surrealistas que le puedo dar a mi vida (junto con la de caerme de la rueda cuando voy a toda pastilla y romperme una patita): sentirme amenazado por una gata anoréxica... manda huevos.. que coma poco y encima le de por zamparme a muá, que no tengo ni medio gramo de chica ni limoná!) ;)

8 de septiembre de 2008, 19:54  
Blogger MINA ha dicho...

Con ánimo de contestaros a los dos a la vez, os diré que no creo en ninguna "ley animal". El calvo me ha ilustrado prolijamente acerca de los principios de legalidad y tipicidad, así que no existe ley que no esté escrita en papel. Lo demás, son fantasías pseudorreligiosas: la ley natural, el pueblo escogido, etc, etc.

Una rápida charla con el veterinario te informará de que existimos dos tipos de gatos: los "outdoor cats", o arrastraos, y los "indoor cats", entre los que me cuento. Ni que decir tiene que los segundos somos más felices, sanos y longevos, entre otras cosas, porque, quiérase o no, los gatos somos animales domésticos, así que nada mejor que la "domus" para desenvolvernos.

En cuanto a la trifulca con el gato que comentas, yo tengo las mismas probabilidades de éxito que tú si te enfrentas con un rottweiler :)

Lamidos.

8 de septiembre de 2008, 21:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal