lunes, 8 de septiembre de 2008

METAS


Comentario tras comentario, compruebo que lo que cuento, a veces, levanta ampollas. Lo cual, huelga decirlo, me satisface: no creo en otra expresión que no sea la brava, la contundente.

A mí, ya lo he dicho, no me gusta dejar indiferente. La indiferencia -me repito, ya lo sé- es para los medianías. Yo, en esta vida, aspiro a llegar a algo, a sentirme realizada, a morirme el día de mañana con la satisfacción del deber cumplido.

Anticipándome a algún gracioso que minusvalore mis hechos, diré que, como gata doméstica, pretendo ser, simplemente, la mejor. Que la mejor no será la más sumisa, ni la más dócil, ni la más simpática.

La mejor será, sencillamente, la mejor. Y ésa voy a ser yo.

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Kenia ha dicho...

Sobran los comentarios, sigo con mi hueso que tengo para un rato, que aburrida que llegas a ser todo el dia hablando de ti. Seguro que Tiqui piensa lo mismo.

9 de septiembre de 2008, 9:37  
Blogger MINA ha dicho...

Esto...creo que Vuesa Merced no capta la esencia de lo que es un diario cibernético: sirve para hablar de uno mismo.

Modernícese.

9 de septiembre de 2008, 11:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal